Saint Luis Rey Tesoros

Petit Edmundo 50/110, fortaleza alta

 

La boca en frío muestra notas similares a las de la nariz, tierra, herbácea, miel, pimienta negra, grano de café, avellana, con una punta dulzona de miel.

La nariz en frío da notas de madera noble, tierra, herbáceos, suelo de bosque, grano de café, miel de brezo, frutos secos tipo avellana, clavo y pimienta negra.

El primer tercio empieza ya con fuerza, así se nota ya la madera tostada, el café la pimienta negra, clavo y miel dando paso a un segundo tercio en el que las notas varían a un suelo de bosque más intenso que recuerda casi a la turba suave de un whisky de las Orkey Islands tipo Skappa, además hay notas de avellanas tostadas ya muy claras,café, tabaco, pimienta negra, clavo y la miel.

El último tercio se intensifican los torrefactos del café, de la turba suave por esa mezcla de tierra y herbáceos secos , avellanas y miel.

En conjunto es un cigarro muy, muy equilibrado. A pesar de tener una fortaleza alta no se deja notar en ningún momento hasta que pasas el humo por la nariz, que es cunado hace aparición, umami alto, salivación alta, dulzón, tanicidad muy redonda y tipo polvo, intensidad alta de aromas y sabores desde el primer minuto y un ligerísimo amargor para redondear la boca y conseguir este magnífico balance.

El cigarro ha sido maridado con el Port Kopke tawny 10 años, que aportaba, además de las notas de oxidación típicas tipo, café, toffe o chocolate, unas notas frescas de confitura de fresa y frambuesa que refrescaba los terciarios del cigarro a la perfección y cortaba la constante salivación que producía el cigarro.

Anuncios

Montecarlos Por Larrañaga

Vitola deliciosos 33/159

 

Primer tercio: marcadas notas de herbáceos, almendras tostadas, grano de café con una punta de turba. Bajo de fortaleza, tanicidad y untuosidad, sobre media de sabrosidad y salivación.

Segundo tercio: incremento de las notas torrefactas, pero pierden su carácter especifico volviéndose genéricas y así continua en el último tercio donde se aprecia un aumento de fortaleza quedándose en media.

En boca hay buen equilibrio entre la tanicidad, salivación y sabroso. Cigarro bastante seco, lo que incrementa la percepción de las características anteriores en boca.

Inocente Fino Jerez

Jerez, España D.O. Jerez, pago Macharnudo bodegas Valdespino 15 abv.

De color dorado medio, presenta unas notas con intesidad media a alta de limón, frutos secos, manzana aplastada y levadura.

en boca es seco, de acidez media, alcohol bajo, cuerpo medio a alto y sabores pronunciados de limón, frutos secos, manzana y levaduras. Tiene un final largo.

Un fino perfecto, complejo, balanceado, concentrado y con final largo, no hay un pero que sacarle.

Es un Fino para beber ya, no se beneficia de un añejamiento extra.

Hidalgo manzanilla la Gitana

España, Jerez, D.O. San Lúcar de Barrameda. Hidalgo 15% a

Fortificado amarillo pálido, con intenso aroma de manzana, almendras, algas, masa de pan.

en el paladar es seco, acidez media a baja, alcohol bajo, cuerpo medio con intensidad media a alta de manzana, almendras, algas y masade pan. Final media a largo.

muy bueno, si el final fuese más largo y con un poco más de concentración, sería perfecto. No apto para envejecer.

Quai d´Orsay 54

largo 135 mm cepo 54, edmundo grueso

Los aromas en frio que aparecieron fueron principalmente cacao, madera y avellanas y sin encender los sabores eran muy similares con el añadido de pimienta negra.

Inicialmente la tanicidad estaba más marcada debido a que el sabroso, la untuosidad y la acidez (salivación) no se desarrollaron hasta la mitad del cigarro, donde se intensificaron de forma muy notable aunque se equilibraba por el amielado del cigarro.

Durante el primer tercio las notas de cacao, madera noble, cedro principalmente, y frutos secos, avellanas por el deje dulzón del cigarro, son predominantes.

En el segundo tercio, estas mismas notas de torrefactos, cacao, pimienta negra y blanca, avellanas y madera noble tostada (cedro) se intensifican consiguiendo un mayor balance del cigarro. Se aprecia un incremento de la fortaleza.

En el último tercio aumenta de una forma considerable la salivación y el umami, encontrando las mismas notas más intensas.

Muy buen cigarro, el primer tercio comienza discretamente, pero en el segundo ya muestra sus características de una manera muy contundente, la fortaleza se muestra suave inicialmente pero aumenta a media a partir del segundo tercio, no mostrándose por si misma sino que empuja los aromas y sabores del cigarro y las notas, a pesar de mantenerse desde el inicio, se intensifican gradualmente de una manera muy agradable. Fácil de fumar, excelente combustión y tiro.

Maridajes recomendados: Olorosos, palo cortado, tawnys 20 años +, whiskie de Highlands o rones son todas buenas opciones.

Partagas 1 ed lim 2017

Boca inicial muy agrable, picante y sabrosa, inicio de cierta untuosidad, ligeramente tánico, redondo y suave. Fotaleza alta.

Primer tercio con i tensidad alta de sabor a tierra tipo suelo de bosque, cuero, pimienta roja, cáscara de fruto seco y miel.

Segundo tercio muy cremoso, sigue presente la miel, el cuero y la tierra y empiezan a despegar los torrefactos, capuchino, pan tostado, almendras y toffe y una nota de canela, aumentando la intensidad considerablemente, que no la fortaleza.

Ultimo tercio de notas similares a las del segundo tercio, continúa la intensidad y la salibación, muy muy creomoso y redondo.

H. Upmann Connoisseur 1

Hermoso 4 (48, 127), combustión algo irregular pero se corrige, tiro excelente, fortaleza suave+ a media al final.

En boca es espectacular, empieza como todo los los H. Upmann,suave y discreto pero el final es de fuegos artificiales. el inicio es picantito y se mantiene hasta el final dando así un toque vibrante a la boca que no la aburre, tanicidad y dulzor suaves inicialmente que van a ir aumentando considerablemente hacia el final pero siempre de una manera muy equilibrada, balanceada y armoniosa, igual que el sabroso, la untuosidad y la salivación.

el primer tercio aparecen notas de especias, pimienta roja y negra, cáscara de cacao, tierra fresca y nueces.

El segundo tercio hay un incremento de las notas, tierra que tira casi al carbón, madera tostada y mokka de manual (café, cacao y avellanas), casi de starbucks.

El último tercio aumenta la fortaleza a media, incremento de la tanicidad y del dulzor en equilibrio, notas de café, cacao y avellanas más acusado, la tierra aparece en forma de té negro, madera aromática tostada (cedro), especias pimienta negra y roja y cáscara que da al conjunto un toque magnífico.

Como conclusión decir que el añejamiento ha sido excelente, la untuosidad, salivación y el sabroso al final son altísimos, la tanicidad y el dulzor muy equilibrados. Al terminar he notado el calambrillo de sexo haciendo nada, lo ha hecho todo el cigarro, ni siquiera he sudado!.

Un maridaje diferente que encajaría sería el mezcal Alipús joven, por sus notas ahumadas, terrosas del agave y cítricos, sobre todo piel d elima, que refresca la boca sin limpiarla, además de su textura cremosa.